Noticias

Noticias


lunes, 07 noviembre, 2016

ECPA EN ACCION

Transición energética en las Américas

La reunión preparatoria, celebrada en Miami el 20 de octubre, reunió a representantes de 19 países de la región para comenzar a discutir lo que quieren lograr en la Tercera Reunión Ministerial de la Alianza de Energía y Clima de las Américas. Chile será el anfitrión de la reunión ministerial que tendrá lugar en septiembre u octubre de 2017 e incluirá la participación de ministros de energía y otros funcionarios de alto nivel a cargo de temas energéticos, ambientales y relacionados.

El tema general "Transición energética en las Américas" refleja la visión compartida de avanzar hacia fuentes de energía más limpias, pero deja espacio para explorar temas específicos de interés para diferentes países y subregiones, explicó Corissa Petro, coordinadora del Departamento Internacional de del Ministerio de Energía de Chile. Invitó a los participantes de la reunión en Miami a hablar sobre algunas de las prioridades de sus países, para asegurar la celebración de una reunión ministerial "que sea de interés, de relevancia, y que deje un legado con el que al final todos estamos satisfechos."

Durante un amplio debate, los participantes mencionaron una serie de preocupaciones que iban desde la importancia de invertir en nuevas tecnologías, hasta la necesidad de reducir el uso de leña como combustible. Un tema espinoso planteado por muchos participantes fue el transporte-en algunos países, la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero y uno de los más difíciles de controlar.

En el caso de la Organización de Estados del Caribe Oriental, alrededor del 12 al 14 por ciento de su PIB se destina a la importación de combustibles fósiles tanto para el transporte como para la generación de electricidad, siendo la mayor parte (10 por ciento) destinada al transporte, señaló Sylvester Clauzel, Secretario permanente del Ministerio de Desarrollo Sostenible, Energía, Ciencia y Tecnología de Santa Lucía.

En el caso de San Vicente y las Granadinas-un país con 32 islas y cayos-el transporte marítimo es un aspecto crítico de la ecuación, dijo Ellsworth Dacon, director de la Unidad de Energía del Ministerio de Seguridad Nacional.

Isaac Castillo, Subsecretario de energía de Panamá, calificó el transporte de "bestia negra" del consumo de petróleo y dijo que su país está trabajando en tres prioridades en este sector: utilizar las flotas gubernamentales de manera más eficiente, aumentar el uso de biocombustibles, gas natural comprimido y otros combustibles más limpios, y mejorar las opciones de transporte público.

Algunos países están explorando la posibilidad de introducir vehículos eléctricos, pero podría no ser una buena solución si la mayor parte de la electricidad del país se genera a partir de combustibles fósiles. Es importante tomar una visión "holística" y ver de dónde proviene la electricidad, dijo Laurent Morel-à-l'Huissier del Consulado General de Canadá en Miami y representante de Canadá en la reunión.

En Uruguay, la introducción de vehículos eléctricos tienen sentido porque más del 90 por ciento de la red eléctrica está basada en fuentes renovables, dijo Carolina Mena, especialista del Ministerio de Industria, Energía y Minería de Uruguay. Algunos proyectos piloto como los taxis y autobuses eléctricos están en marcha, pero el país impone desafíos propios de su pequeña dimensión, que hacen tambalear el interés del mercado, dijo. Sería útil que los países intercambiaran más información sobre los avances que han logrado en esta área y sobre los obstáculos que han superado, añadió.

La complicación del uso de la energía en el transporte es que las decisiones a menudo involucran a múltiples agencias y niveles de gobierno, a nivel local, provincial y nacional. La chilena Corissa Petro sugirió que los participantes piensen en posibles estrategias conjuntas entre los ministerios de energía y los ministerios de transporte.

Por supuesto, el transporte no es el único tema de preocupación relacionado con la energía. Éstos son sólo algunos de los temas que los participantes plantearon en su sesión de lluvia de ideas:

• Identificar oportunidades para financiar inversiones en energía

• Proporcionar un acceso fiable a la electricidad para las personas en áreas remotas

• Fortalecimiento de la innovación en tecnologías de energía limpia para reducir los residuos y mejorar la eficiencia

•Desarrollar alianzas público-privadas sólidas para resolver problemas de energía (ver historia relacionada)

• Promoción de buenas políticas regulatorias

• Reducir el uso insostenible de leña

• Modernización de las redes eléctricas

• Actualización del alumbrado público

• Mejora de la eficiencia energética en la industria

En las próximas semanas, los participantes plasmarán algunas de estas ideas en los documentos conceptuales para una discusión más extensa en la próxima reunión preparatoria, que se espera sea en marzo o abril del próximo año. Mientras tanto, el Comité Directivo de la ECPA, actualmente encabezado por Chile y con la participación adicional de Estados Unidos, Jamaica, México, República Dominicana, y Trinidad y Tobago, continuará trabajando en la actualización del Plan de Acción de la ECPA y en una Agenda basada en los avances logrados desde la Segunda Reunión Ministerial celebrada en Mérida, México, en 2015.

La transición hacia una energía más limpia es responsabilidad de todos los países, dijo Alan Yu, Subsecretario adjunto del Departamento de Energía de los Estados Unidos, al dirigirse al Comité Directivo de la ECPA en Miami. "La ECPA se fundó bajo la premisa de que no hay socios mayores y menores, sino socios iguales", dijo. "En este sentido, el compromiso de nuestros gobiernos de implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, así como las obligaciones derivadas del Acuerdo de París sobre el cambio climático, exigen un sentido de responsabilidad compartida y una contribución de cada país dentro de sus posibilidades".