Noticias

Noticias


martes, 13 junio, 2017

La perspectiva insular de sostenibilidad

¿Qué significa ser una comunidad más sostenible? En un pequeño estado insular como San Kitts y Nevis, los retos como la conservación marina, la protección de las playas y la resistencia a los peligros naturales ocupan un lugar destacado en la agenda, junto con las preocupaciones urbanas más tradicionales como la congestión del tráfico y la reducción de desechos. Todas esas cuestiones y más estaban en la mesa cuando se llevó a cabo la 13ª edición del Curso de Ciudades Sostenibles del 31 de mayo al 3 de junio en Basseterre, la capital del país.

En su discurso de apertura, la Embajadora de los Estados Unidos, Linda Swartz Tagliatela, señaló que este fue el quinto curso de Ciudades Sostenibles que se celebrará en un país caribeño, tras las anteriores ediciones en Antigua y Barbuda, Barbados, Jamaica y Trinidad y Tobago.

"Lo más interesante es aprender de los desafíos que los tomadores de decisiones deben superar para avanzar hacia economías bajas en carbono y específicamente en el Caribe, cómo los pequeños estados insulares se vuelven más resistentes a los peligros naturales a través de la gestión integrada de zonas costeras y la planeación urbana", dijo la diplomática, que representa a los Estados Unidos en varios países del Caribe, incluyendo San Kitts y Nevis.

Shawn Richards, Viceprimer Ministro y Ministro de Educación, Juventud, Deportes y Cultura de San Kitts y Nevis, fue uno de los varios funcionarios públicos de alto nivel que hablaron en el evento. El curso se llevó a cabo en coordinación con el Ministerio de Desarrollo Sostenible y el Ministerio de Turismo, así como con el Colegio Clarence Fitzroy Bryant.

Entre los 32 graduados, siete recibieron becas de la Organización de Estados Americanos (OEA) para viajar de otros países para asistir al curso: Brasil, Dominica, Ecuador, Jamaica, México, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.

El curso contó con la participación de 24 ponentes de distintas disciplinas y se estructuró en torno a seis módulos: Mesa Redonda de Sostenibilidad Urbana, Ciudades Inteligentes y Participación de la Sociedad Civil; Gestión de Residuos, Reciclaje y Gestión de Recursos Hídricos; Uso sostenible de la Tierra, Zonificación, Transporte y Movilidad; Resistencia a los Peligros Naturales; Entorno Construido y Sostenibilidad; y Energías Renovables y Eficiencia Energética en el Contexto de Ciudades Sostenibles.

Los participantes también aprendieron sobre dos proyectos de demostración que se implementaron en Saint Kitts y Nevis en el marco de una iniciativa de asistencia técnica y pequeñas donaciones llamada Comunidades Sostenibles en Centroamérica y el Caribe. (Ver la nota "Construyendo Comunidades Sostenibles" para una visión general de la iniciativa).

Uno de estos proyectos locales, implementado por el Clarence Fitzroy Bryant College, se centró en "Soluciones Sostenibles de Transporte en Basseterre".  Incluyó un mejor acceso para peatones y bicicletas en la capital, que tiene una población de alrededor de 13.000 habitantes. Los participantes del curso pudieron presenciar de primera mano algunos de los resultados en una gira urbana dirigida por Leighton Naraine, Director de Desarrollo de Programas y Empleados del Colegio, quien también cubrió temas como administración del tráfico, venta ambulante, arquitectura y preservación histórica.

Otra visita de campo llevó a los participantes a Kittitian Hill a visitar una granja orgánica que no usa pesticidas ni fertilizantes químicos y está aplicando prácticas sostenibles en el uso de la tierra, el agua y la electricidad. La visita también ofreció un vistazo a los problemas locales que implican los riesgos y la resistencia en un lugar donde las cosechas y los bosques crecen en pendientes empinadas.

Hope Nevis Inc. implementó el segundo proyecto de demostración bajo la iniciativa de Comunidades Sostenibles, denominado "Fortaleciendo la Resiliencia a los Peligros Naturales Una Comunidad a la Vez", y se enfocó en mejorar la educación y preparación de comunidades en cada una de las cinco parroquias de esa isla. Los participantes del curso discutieron el proyecto pero no pudieron viajar a Nevis. 

Los participantes también abordaron temas de manejo de cuencas relacionadas con otro proyecto, "Evaluación de Riesgo de Factores Antropogénicos a la Laguna de la Bahía de Newcastle". La OEA encargó a Caribbean Development and Environmental Consultants, Inc. que trabajara en el proyecto en colaboración con los Departamentos de Pesca y de Planeación Física, Recursos Naturales y Medio Ambiente de San Kitts y Nevis. El proyecto evaluó los riesgos para la Laguna de la Bahía de Newcastle y, por extensión, de la propuesta área marina protegida de Narrows, y recomendó  estrategias para mitigar dichos riesgos. 

Los Cursos de Ciudades Sostenibles de la OEA se han ofrecido desde 2013, bajo el marco de la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA), con financiamiento del gobierno de los Estados Unidos y el apoyo de socios locales. (Ver historias relacionadas en este número.)