Noticias

Noticias


lunes, 04 mayo, 2015

OEA realiza diálogo de alto nivel sobre transición a una economía circular en las Américas para frenar el cambio climático

La Organización de los Estados Americanos (OEA) acogió hoy en su sede en Washington, DC el diálogo de alto nivel titulado “Facilitando la transición hacia economías circulares en las Américas”, convocado para debatir la marcha del programa “Ciclo Cerrado en las Américas”, que se está aplicando en Colombia, Panamá y Trinidad y Tobago, y cuyo objetivo final es reproducirlo en otros países de la región como aporte sustancial al desarrollo sostenible del hemisferio.

El director del Departamento de Desarrollo Sostenible de la Secretaría Ejecutiva para el Desarrollo Integral (SEDI), Cletus Springer, quien inauguró el evento en nombre del Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, dijo que tras un largo esfuerzo, ahora existe un consenso generalizado en que nuestro planeta está en grave peligro, y que se necesita una acción fuerte y concertada para detener su contaminación. “En el cambio climático tenemos un recordatorio claro y potente en los resultados insostenibles de nuestras prácticas de consumo y producción”, advirtió.

En este sentido, el director Springer destacó la iniciativa “Producción en ciclo cerrado” (PCC), que impulsa el Departamento de Desarrollo Sostenible, y que tiene como objetivo promover el desarrollo de procesos industriales en los cuales se utilizan materiales que se convierten en nutrientes valiosos al alcanzar el fin de su vida útil. “El modelo de PCC no sólo busca racionalizar el uso de los materiales y recursos, sino que implica un enfoque primordial en el diseño de productos y servicios”, explicó.

El director Springer agregó que el modelo de PCC es una práctica que se está expandiendo en la región y que está siendo adoptada por empresas públicas y privadas, “como una forma efectiva de fortalecer los tres pilares de la sostenibilidad: las personas, el planeta y los beneficios”. A modo de ejemplo, mencionó algunos proyectos que se están llevando a cabo en Colombia, Panamá y Trinidad y Tobago, con el apoyo del Departamento de Estado de Estados Unidos y la dirección técnica del Departamento de Desarrollo Sostenible de la OEA. En una etapa previa, se implementó con éxito un proyecto piloto de PCC en Ecuador.

Estos esfuerzos -continuó Springer- están en consonancia con la Declaración de Santo Domingo, que fue aprobado por los Ministros y Altas Autoridades de Desarrollo Sostenible en la República Dominicana en 2010. “En dicha Declaración, los Estados Miembros de la OEA reconocen que los patrones insostenibles de producción y el consumo son un desafío complejo para el bienestar de las comunidades”, agregó.

Por su parte, el Representante Interino de Estados Unidos ante la OEA, Michael Fitzpatrick, dijo que su país es consciente de los efectos nocivos del cambio climático, y que por ello su país está apoyando alternativas para detener su impacto al medio ambiente global en colaboración con la comunidad internacional, como en el caso del proyecto que implementa la OEA “Creemos que el modelo de economía circular es un enfoque con sentido común, y efectivo para hacer frente a estos desafíos”, indicó.

El diplomático estadounidense afirmó que la economía circular se basa en los mismos principios que la gestión sostenible de materiales, que consiste en el manejo eficiente de los recursos: reducir, reutilizar y reciclar. En este sentido, manifestó que su gobierno está llevando a cabo una iniciativa interinstitucional conocida como “E3: Economía, Energía y Medio Ambiente ", cuyo fin es coordinar la asistencia técnica federal y local de ayuda a los fabricantes estadounidenses, para que se unan a una “nueva era de negocios centrada en la sostenibilidad”. “El E3 impulsa las economías y comunidades locales con la creación de empleos verdes y la reducción de los impactos ambientales”, añadió.

En el plano regional, el representante interino Fitzpatrick destacó que Washington ha aportado cerca de un millón de dólares a la iniciativa PCC que gestiona la OEA en la región. Este programa promueve una mayor adopción por parte de las micro, pequeñas y medianas empresas de un diseño sostenible y métodos de producción sostenible con el fin de mejorar su productividad, competitividad y sostenibilidad, así como de reducir el impacto ambiental de la producción.

El diálogo de alto nivel, “Facilitando la transición hacia economías circulares en las Américas” contó con la participación de varios expertos en la materia, y la realización de los paneles de discusión titulados: “¿Potencial para una economía circular global?”, “Oportunidades para economías circulares en las Américas” y “Economías circulares pioneras en las Américas”.

La galería de fotos del evento está disponible aquí.

Para más información, visite la Web de la OEA en www.oas.org